História Quiereme Siempre - Capítulo 11


Escrita por: ~

Postado
Categorias 50 Tons de Cinza, Originais
Personagens Anastasia Steele, Christian Grey, Jason Taylor, Personagens Originais
Tags Amor, Divórcio, Dolor, Grey, Mentiras, Venganza
Visualizações 6
Palavras 1.829
Terminada Não
LIVRE PARA TODOS OS PÚBLICOS
Gêneros: Romance e Novela
Avisos: Heterossexualidade, Suicídio
Aviso legal
Alguns dos personagens encontrados nesta história e/ou universo não me pertencem, mas são de propriedade intelectual de seus respectivos autores. Os eventuais personagens originais desta história são de minha propriedade intelectual. História sem fins lucrativos criada de fã e para fã sem comprometer a obra original.

Notas da Autora


chicas volvi a subir el capitulo porque me faltaba uno :)

Capítulo 11 - Estamos seguros?


Fanfic / Fanfiction Quiereme Siempre - Capítulo 11 - Estamos seguros?

POV Anastasia

Termine de cepillarme el pelo y me mire al espejo, el brillo de mis ojos había desaparecido y solo era angustia lo que podía notar en ellos. Si angustia de saber que Christian no me amaba lo suficiente ¿Por qué? Porque ni siquiera me miraba o me trataba con amor, había veces que me trata como si me odiara, si estar a mi lado le repudiara. Mire mi mano y toque mi anillo ¿estaba haciendo lo correcto al casarme con Christian?

— ¿A dónde vas Annie? —Voltee rápidamente a dónde provenía esa voz— iré a montar con Christian tío.

La sonrisa que tenía mi tío desvanece y toma lugar una mirada seria. Sé que a mi tío no le simpatiza Christian para nada. Claro cómo le va a simpatizar el hombre que le arrebato de los brazos a la mujer de su hijo. Sé que le había hecho mucho daño a Ethan y era algo que yo no tenía toda la culpa y que cargaría con ella el resto de mi vida.

—Ya veo, pero porque no me acompañas a tomar una taza de café ¿no creo que a tu prometido le moleste que convivas conmigo, o si Anastasia?

Anastasia, sé que cuando me decía mi nombre completo era que estaba enojado. Aparte de que Christian los últimos días se había comportado muy mal, había discutido con él por Ethan que se empeñaba estar a mi lado e insistir y eso era algo que a Christian lo había molestado, no toleraba que viviéramos bajo el mismo techo.

—Claro que si me tomo una taza de café tío, y Christian no se molesta por eso —lo sigo hasta el comedor, donde mi nana se encarga de servirnos el desayuno—. Yo solo desayunare jugo nana —ella solo asiente, me sirve el jugo y se retira del comedor.

—Hija —miro a mi tío— sé que sonara muy grosero lo que te diré pero no te cases por favor, no cometas un error del que te puedas arrepentir. Le prometí a tu tía que no iba a intervenir pero yo no puedo tolerar ver como Christian cada que puede te desprecia lo veo en su mirada.

—Tío sé que no lo toleras, tal vez por lo que paso con Ethan pero lo amo, me enamore y si Christian actúa así es porque no quiere que Ethan me haga daño.

—Es que no comprendo su forma de amar —de un trago a su jugo— ama de una manera rara y tú te dejas hacer como él quiere ¿Dónde quedo aquella mujer que no se dejaba dominar por nada ni nadie?

Yo suspiro, no sé qué decir sé que mi tío tiene razón pero ¿Qué hago? No me caso, ¿pospongo más tiempo la boda?

—Sé que esto te hará dudar, pero hija yo solo quiero tu felicidad al igual que la de Alicia y Ethan, quiero que los tres sean felices pero que así como aman que de igual manera los amen, y no te estoy diciendo esto para que tus sentimientos cambien pero si tú me dices que no estas segura en casarte la boda se suspende y...

—Señor, perdón que los interrumpa —Gail mi nana se disculpa— pero el joven Grey está en la sala esperando a Annie.

—Hazlo pasar Gail, quiero hablar con el —mi tío no me quito la mirada de encima, yo solo tome mi jugo y suspire sé que esto no traería nada bueno.

—Buenos días —escuche a Christian, quien estaba a mis espaldas— provecho.

—Toma asiento Christian por favor —mi tío le señala, él se sienta a mi lado— sírvele ¿Qué quieres jugo, café o té?

—Jugo, por favor.

Gail le sirve jugo, puedo notar que el ambiente está muy tenso. Mi tío solo mira las expresiones que Christian o yo hacemos, sé que esto traerá problemas.

—Christian quiero que tú y yo hablemos en privado —veo que el asiente— hija —miro a mi tío— podrías dejarnos a solas un momento con tu prometido.

—Claro —me levanto y saludo a Christian, al besarlo escucho como me susurra— después tu y yo hablaremos —salgo del comedor y camino a la sala, estoy en mis pensamientos cuando me hablan.

—Ana —lo que me faltaba, ruedo lo ojos y lentamente me giro para enfrentarme a mi pesadilla.

— ¿Qué pasa Alicia? —ella me mira y después sonríe.

—Veo que no te ha ido muy bien —levanta una ceja— y me alegro de ello, de que por fin desaparezcas de mi vida y de esta casa.

—Venias a eso —la miro furiosa— ¿venias a restregarme en la cara que tú siempre serás mis sustituta en todo? Porque querida te fallo si querías hacerme sentir mal. ¿Qué quieres?

—Hoy tienes que ir a ver el vestido de novia —se acerca a mí— y te aseguro que algún día te vas a tragar todas tus palabras. Tú tendrás el apoyo de mi querido tío, pero yo lo tengo de mi tía y recuerda que ella es la que manda.

—Maldita, recuerda Anastasia no debes de perder la cabeza.

—Anastasia —volteo a ver a Christian— vámonos mi amor —me acerco a él y lo tomo de la mano— con su permiso don Ricardo.

Me despido de mi tío, noto que él me sonríe pero esa sonrisa no es como siempre. Cuando salimos de la casa noto como Christian me jalonea y me suelta de la mano.

—Porque no le dijiste a tu tío que teníamos prisa —noto en su mirada rabia.

—Yo ya me iba cuando...

— ¿Cuándo qué? Maldita sea Anastasia —me toma del brazo.

— ¡Suéltame! Yo no voy a permitir que me trates como tú quieres ya no.

—Perdóname —me mira— todo esto de la boda me tiene nervioso —me jala hacia él y me acaricia la cara— mi amor no te mortifiques, es que entiéndeme todo lo de la boda pero te juro que ya pasando todo esto será como un cuento.

—Está bien, pero no quiero que te vuelvas a enfadar por favor Christian.

—Te lo prometo —me sonríe —. Bueno ahora vamos a montar.

POV Christian

Notaba como Anastasia sonreía y eso a mí me encantaba, me sentía un estúpido yo no la merezco como me lo dijo su tío Ricardo, ella merece algo mejor y no yo...

Flashback

—Christian quiero que me digas la verdad ¿amas a mi hija? Y te hago esta pregunta porque he notado que tu no la amas, y si no lo haces quiero que la dejes libre, que la dejes con alguien que en verdad la ama y no quiero que lo tomes por defender a mi hijo, sé que Ethan ha hecho mucho mal en comportarse como lo hace pero lo entiendo porque sé que lo hace porque en verdad el ama a Annie y si el viera que tú la haces feliz él se haría a un lado. Christian por favor quiero que lo pienses muy bien si en verdad amas a mi hija y si realmente la vas hacer feliz yo le hice una promesa a su padre a Raymond de que cuidaría de ella y la entregaría a un buen hombre.

— ¿Raymond? —lo miro confuso.

—Sí, el padre de Anastasia se llamaba Raymond, era mi mejor amigo como mi hermano —me mira— ¿Por qué?

—No por nada. Y respondiendo a su pregunta amo a Anastasia, y si sé que me he comportado de cierta manera grosero, pero eso no quiere decir que no la ame y con lo que respecta a su hijo él no se tiene porque meter en mi relación con Ana, yo la amo, cada quien ama a su manera y claro que me voy a casar con ella, la voy hacer muy feliz —le sonrió, feliz no es la palabra exacta para lo que le voy hacer a Anastasia, la voy hacer de todo menos feliz.

..

— ¿Me escuchas mi amor? —Ana me mira sonriente, yo no sé qué contestarle, no la escuchaba.

—Anastasia ¿estas segura que te quieres casar conmigo? —le suelto de repente— todavía estas a punto de arrepentirte —ella me mira asustada.

—No lo dices enserio ¿verdad? —veo como sus ojos se llenan de lágrimas, no puedo estar hablando en serio, como pude decirle eso.

—No me hagas caso, es que el hablar con tu tío me puso nervioso, pero te aseguro que tu vida conmigo va a ser muy feliz.

—Christian no me espantes por dios, me destrozarías si me dices que no me amas pero lo prefiero ahorita que me destrozas el alma a vivir toda mi vida con el alma destrozada. Así que dime quieres seguir con la boda o mejor dejarlo aquí.

—No mi amor —detengo la caminata de los caballos— te amo y falta muy poco para que seas mi mujer así que mejor no hay que pensar más en eso, te amo.

Hicimos todo el recorrido por la mansión y el pequeño bosque para llegar al lago, notaba que Anastasia se quedaba pensativa y como no hacerlo si todas las preguntas que le había hecho acerca de nuestro matrimonio. Ricardo me había puesto nervioso y en duda con todo lo que decía, sé que debo ser sincero y dejarla libre pero no quiero hay algo más que me une a ella. De repente escucho como el caballo relincha y veo que se para de patas.

— ¡ANASTASIA! Agárrate fuerte —me bajo de inmediato del caballo y corro hacia ella, trato de calmar al caballo— no te sueltes Ana.

—Anastasia —esa maldita voz— ¿estás bien, no te paso nada? —veo cómo se baja del caballo y se acerca a nosotros.

—Ella se encuentra muy bien Ethan, yo ya ayude a mi prometida —lo miro— así que tu ayuda no es indispensable pero gracias.

—Anastasia estas bien —no me hace caso— de inmediato que escuche el relinche de preciosa vine de inmediato, me asuste de que algo te pasara.

Iba a contestarle y de inmediato veo como Anastasia lo hace—. Estoy bien Ethan gracias, solo fue que preciosa se espantó pero Christian —me mira— me ayudo.

Veo como Ethan solo asiente y sé que le da coraje. Como una amistad como la que él y yo teníamos se destruyó por el amor de una mujer. Me mira y responde.

—Veo que por primera vez tu prometido —esto lo dice con sarcasmo— se preocupa por ti. Yo me retiro —se sube al caballo y se aleja.

—Ethan —Anastasia lo llama, él se detiene y voltea solo la mira y le sonríe, yo me acerco a ella y la tomo por la cintura, el deja de sonreír y se va.

.

En ocho días me caso suspiro — ¿Por qué lo hago? —me digo a mí mismo. Sé que su vida a mi lado va hacer infeliz, trate de dejar los malditos celos y mi venganza de lado pero no puedo. Hoy era el día de mi compromiso, hoy era el día que todos se enterarían de que iba hacer mi mujer. 



Gostou da Fanfic? Compartilhe!

Gostou? Deixe seu Comentário!

Muitos usuários deixam de postar por falta de comentários, estimule o trabalho deles, deixando um comentário.

Para comentar e incentivar o autor, Cadastre-se ou Acesse sua Conta.


Carregando...