História Quiereme Siempre - Capítulo 14


Escrita por: ~

Postado
Categorias 50 Tons de Cinza, Originais
Personagens Anastasia Steele, Christian Grey, Jason Taylor, Personagens Originais
Tags Amor, Divórcio, Dolor, Grey, Mentiras, Venganza
Visualizações 11
Palavras 1.730
Terminada Não
LIVRE PARA TODOS OS PÚBLICOS
Gêneros: Romance e Novela
Avisos: Heterossexualidade, Suicídio
Aviso legal
Alguns dos personagens encontrados nesta história e/ou universo não me pertencem, mas são de propriedade intelectual de seus respectivos autores. Os eventuais personagens originais desta história são de minha propriedade intelectual. História sem fins lucrativos criada de fã e para fã sem comprometer a obra original.

Capítulo 14 - Fue un error


Fanfic / Fanfiction Quiereme Siempre - Capítulo 14 - Fue un error

POV escritora

Alicia miraba hacia el jardín donde se festejaba la boda, se sentía feliz porque al fin Anastasia ya no le iba a estorbar más. Da un trago a su bebida y se acomoda el cabello. Antes de salir de su habitación escucha como su celular vibra, deja su vaso copa en la pequeña mesa que tiene y recoge su celular.

— ¿Qué quieres? —contesta malhumorada al ver a Mia cerca de Ethan.

—Bájale a tu forma de hablar Alicia, te he marcado cinco veces y no me has contestado ¿Quién te crees? —del otro lado de la línea le contestan molesto.

—Te dije que hoy tenía un asunto importante y dime cuál es tu prisa en hablarme.

—Estoy en Seattle y quiero que nos veamos ya sabes para que —le dicen, ella rueda los ojos— te quiero en una hora ya sabes dónde.

—No puedo —responde secamente.

—A mí no me salgas con eso, te quiero en una hora.

—Mi prima se acaba de casar y como veras no me puedo desaparecer como sea —se pone más furiosa al ver que Mia y Ethan desaparecen— ¡que es lo que no entiendes! Y te tengo que colgar yo te mando mensaje cuando acabe todo esto, adiós.

Cuelga sin esperar alguna contestación. Luke Sawyer, ese hombre que en algún principio era una aventura se había convertido en una molestia y en un problema. Él era una amenaza para ella y se tenía que deshacer de el a como diera lugar pero no sería tan sencillo, Luke era un narcotraficante y controlaba todo, había sido un grave error meterse con él y no sabía cómo quitárselo.

Del otro lado de la línea Luke se queda perplejo al escuchar como Alicia le cuelga pero se las iba a pagar esto no se quedaría así. Quería ver si lo que ella decía era cierto y decide investigar acerca de su familia.

La sobrina del famoso empresario Ricardo Lincoln, Anastasia Lincoln y Christian Grey se comprometieron este fin de semana, la familia Lincoln está muy feliz —aparece como título de la noticia.

Luke mira la imagen y sonríe.

—Eres muy hermosa Anastasia, más que Alicia, lástima que ya estés casada porque si no te haría mi esposa.

.

—Vengo buscando a Christian Grey, no traigo invitación pero soy una vieja amiga —la mujer mira a la recepcionista sin quitarse los lentes.

—Señorita lo siento pero no puede pasar si no trae la invitación con usted y si no está en la lista de registro para la recepción de los señores Grey.

—Entonces llámelo y que el mismo venga a corroborar mi asistencia.

La recepcionista solo asiente y manda a su asistente a llamar a Christian, la mujer solo le sonríe sabe que la duda lo comerá y vendrá.

—Señor Christian —Christian quien esta con Ricardo y Elliot voltea y ve a la asistente de la recepción.

—Dime ¿Qué se te ofrece? —Christian deja su copa en la mesa.

—Una señorita muy elegante lo busca en la recepción le comentamos que no puede pasar sin haber estado invitada pero ella insiste en pasar o que usted la vaya a ver para que pueda ingresar.

— ¿Señorita? —Christian frunce el ceño— ¿no les dijo el nombre?

—No señor ¿Qué le digo?

—Ya voy —Christian se levanta de su asiento y llama a Elliot, este lo sigue—. Necesito que vayas a ver quién está en recepción.

— ¿Pero porque? — Elliot lo mira confundido.

—Me dijeron que hay una señorita que me quiere ver pero no se quien sea y no quiero ir por eso —señala a Ethan quien sigue con la mirada a Anastasia al lugar donde vaya.

—Yo voy no te preocupes — Elliot le entrega su copa y se marcha.

Elliot al llegar a la recepción pregunta quien busca a Christian, la recepcionista está a punto de contestarle cuando la mujer misteriosa se aparece.

— Elliot ¿no te acuerdas de mí? —pronuncian a sus espaldas.

Elliot se queda quieto y sorprendido, jamás pensó encontrarse de nuevo con ella, la mujer sonríe sabe que lo ha tomado por sorpresa. Elliot se gira poco a poco y queda frente a ella.

—Susana ¿Qué haces aquí? — Elliot logra pronunciar y Susana sigue sonriendo.

Tenía frente a él la mujer que había hecho pedazos a Christian, quien se había burlado de el de la peor manera, cuando el día de su boda él se había ido con otro.

—Vete, tú no eres recibida aquí, lárgate por donde llegaste — Elliot le dice entre dientes, Susana era una cínica al presentarse en la boda— ¿Qué pretendes? Christian ya es feliz así que tú ya no tienes nada que hacer aquí.

—Ahórrate tus comentarios querido —Susana deja de sonreír y lo mira molesta— mejor ve y dile a tu amigo que venga, que sea el quien me corra sino soy capaz de entrar y hacer un escándalo tú me conoces muy bien Lambert.

Elliot para evitar el escándalo que sabe muy bien que esa mujer es capaz de hacer, decide hablar con Christian y que él sea quien la corra.

— ¿Y bien? —Christian le pregunta enseguida que este entra al jardín.

—Es Susana —Christian lo mira sorprendido— le insistí que se fuera pero no quiere, quiere hablar contigo y me dijo que no se ira hasta conseguirlo.

— ¡Maldita sea! —Christian pronuncia furioso— ahorita vengo.

Christian sale furioso, Anastasia quien esta con Mia ve como Christian se marcha, al ver que ya se tardó y no viene decide seguirlo. Al llegar a la puerta de la recepción ve como Christian habla con alguien, no puede ver bien a la persona puesto que el la tapa y luego de unos momentos discutiendo ve como se acercan y se besan con pasión esa que Christian jamás tuvo con ella, como después de un tiempo se separan se dicen cosas y se vuelven a besar.

Decide ir a separarlos pero mejor no, se aleja y va a su recamara, en donde se encierra y empieza a llorar. Sin pensarlo más tiempo saca una maleta de su closet y empieza a guardar poca ropa, al terminar la cierra y se quita el vestido para colocarse unos jeans y una blusa. Se quita el tocado del cabello y coloca un poco de sus cosas personales en su bolso, mira el anillo de bodas, ese que apenas una horas adorna en su mano, que se lo coloco el hombre que según la amaba. Ahora comprendía todo, por qué su comportamiento de él, sus dudas, claro él no la amaba, cuando estaba con ella pensaba en otra, que estúpida había sido pensaba Anastasia.

Se iría, se marcharía un tiempo sin que nadie supiera de ella, cuando regresara era cuando daría explicaciones pero por el momento quería estar sola. Cuando está a punto de bajar las escaleras se encuentra a Christian quien sube.

— ¿A dónde vas? —ve que ella ya no trae el vestido y carga una maleta.

Anastasia no responde y baja las escaleras, Christian las sube corriendo y la detiene.

— ¿Te dije que a dónde vas?

—No me toques — Anastasia se aleja de el— fue un error el habernos casado, es mejor pedir la anulación.

Christian al escuchar aquellas palabras se queda estático. ¿Pero que había hecho que Anastasia cambiara de opinión? Él no lo permitiría.

—No estoy de acuerdo contigo querida y lo mejor es que lo hablemos en tu habitación así que vamos —la toma del brazo y caminan hacia la habitación de Anastasia—. ¿Qué diablos pensabas hacer?

—Dejarte — Anastasia contesta seria— tu no me amas, porque quien ama no engaña a su pareja a horas de haberse jurado amor.

— ¿De qué diablos me estás hablando Anastasia? —Christian la mira, quiere escuchar de su boca de Anastasia que fue lo que hizo, no quiere cometer el error de mencionar la venganza.

—No te hagas el tonto, te vi besándote con una mujer y los dos se veían muy bien, ahora comprendo el porqué de tus dudas, porque tus malditas preguntas, tu no me amas, cuando estabas conmigo pensabas en ella ¿Por qué me hiciste esto Christian? — Anastasia no aguanta más y llora.

Christian mira como llora y prefiere mirar a otro lado, ve en el buro el anillo de compromiso y lo toma.

—Está bien — Anastasia lo mira— si te quieres ir nos iremos y de lo que viste ni una sola palabra.

—No me voy a ir contigo — Anastasia camina hacia el ventanal, ya hay muy poca gente, el día más feliz de su vida en una horas se había convertido en el más infeliz.

—A mí no me importa —Christian se acerca a ella y la toma del brazo— te casaste conmigo y en este mismo instante nos vamos, así que esposa mía termina de empacar todas tus cosas que nos vamos hoy mismo a Portland.

— ¿Ya se van? — Elena se acerca a Anastasia y Christian quienes están en la sala.

—Si así es —Christian sonríe—Ana y yo ya queremos descansar.

— ¿Porque no me avisaron? — Elena pregunta molesta— para ayudarle a Anastasia a empacar todas sus cosas.

—Ya lo hice tía gracias.

Elena mira a Anastasia y nota que ha llorado, después mira a Christian molesto, sabe muy bien que algo pasó entre ellos dos pero decide mejor callarse.

—Entonces llegando a Portland empiezo a mandarle el producto.

—Mejor disfruten su luna de miel ¿por cierto cuando se van? —Ricardo pregunta.

—No lo sé, cuando regresemos de luna de miel, lo más seguro.

Christian le contesta, pero sabe muy bien que miente porque se irían en esa misma noche, necesitaba mantener lejos a Susana, el verla le había traído tantos recuerdos y había perdido la cabeza, necesitaba pensar que haría con ella y con Anastasia.

Ambos se despiden, Anastasia trata de ser fuerte para que su tío no se angustie, los acompañan hasta el carro y ambos suben y Elliot sube al de él. Cuando ella ya está arriba escucha como le gritan.

— ¡Annie! —era Ethan, de quien no se había podido despedir.

—Vámonos —Christian le indica al chofer y este arranca.

Anastasia solo le puede decir adiós con la mano. Ethan ve como se aleja el coche y llora ahora si había perdido al amor de su vida y para siempre.

—Te amo —dice en un susurro y gotas empiezan a caer.

Esa noche cayó una tormenta, esa noche la vida de Anastasia cambiaria para siempre. 



Gostou da Fanfic? Compartilhe!

Gostou? Deixe seu Comentário!

Muitos usuários deixam de postar por falta de comentários, estimule o trabalho deles, deixando um comentário.

Para comentar e incentivar o autor, Cadastre-se ou Acesse sua Conta.


Carregando...