História Quiereme Siempre - Capítulo 3


Escrita por: ~

Postado
Categorias 50 Tons de Cinza, Originais
Personagens Anastasia Steele, Christian Grey, Jason Taylor, Personagens Originais
Tags Amor, Divórcio, Dolor, Grey, Mentiras, Venganza
Visualizações 50
Palavras 1.439
Terminada Não
LIVRE PARA TODOS OS PÚBLICOS
Gêneros: Romance e Novela
Avisos: Heterossexualidade, Suicídio
Aviso legal
Alguns dos personagens encontrados nesta história e/ou universo não me pertencem, mas são de propriedade intelectual de seus respectivos autores. Os eventuais personagens originais desta história são de minha propriedade intelectual. História sem fins lucrativos criada de fã e para fã sem comprometer a obra original.

Notas da Autora


nuevo capitulo, espero les guste y los disfruten :)

Capítulo 3 - Venganza


Fanfic / Fanfiction Quiereme Siempre - Capítulo 3 - Venganza

—Pasajeros del vuelo 265 con destino a Estados Unidos favor de pasar al área de abordaje —decía la empleada a través de la bocina, Ethan se levanta y toma su equipaje, al llegar con la azafata saca el boleto y lo entrega, ella lo revisa y le dedica una sonrisa cálida. Se acomoda en su lugar y suspira, en su mano sostiene el libro que ella le dio aquel día; 

  

Flashback 


—Ana… Anastasia. 


— ¿Qué pasa, Ethan? 


—Quiero que sepas que siempre podrás contar conmigo. 


—Lo sé, y tu igual, te quiero —lo abraza. 


—Siempre estaremos juntos, siempre seremos uno mismo Anastasia. 


—Si —le regala una sonrisa.
.. 


Como había pasado el tiempo tan rápido, cuando apenas eran unos niños y ahora después de tantos años la volvería a ver, se ponía a pensar si sería tan linda como la última vez que la vio. 


— ¿Me extrañaras Anastasia? Porque yo te extraño y te amo más que nunca. 

 
Portland, Oregón 

 
POV Christian 


Llegamos patrón — escucho decir al joven, quien poco a poco va estacionando la lancha. 

— Gracias, ¿cómo llego al centro? 


—Son 15 minutos caminando para llegar al centro de la ciudad —amarra la lancha al muelle, yo me levanto y acomodo mi maleta. 


—Oh, bueno gracias —saco mi cartera y le doy unos cuantos billetes, el joven las acepta. Miro las calles que están en frente de mi —ya estoy aquí hermano— tomo mi maleta y camino hacia la dirección que me dio el joven, al llegar noto un bar y entro visualizo el lugar y doy con puros borrachos, ellos ni me miran están muy centrados en lo suyo, dejo mi maleta en el suelo y me quedo en la entrada. 


—Una cerveza bien fría Teo. 


—Enseguida Flynn y ¿Que tal como van las cosas? 


— ¿¡Cómo quieres que estén, si Jack no está!? —escucho como el señor que está sentado en la barra le dice al cantinero da un trago a la bebida que tiene en su vaso—. Sírveme otra. 


—Si —el cantinero le sirve otra— ten. 


Al ver que nadie me pone atención hablo —Buenas tardes señores —, voltean a verme pero después siguen continuando en lo suyo —vengo buscando a Jack Hyde —. Pronuncio y todos voltean a verme pero nadie contesta—. Que aquí todos están mudos o sordos, vengo buscando a Jack Hyde —vuelvo a pronunciar. 


—En este pueblo no nos gustan los fuereños —escucho decir al hombre que estaba sentado en la barra. 


—Yo vengo buscando a Jack Hyde —volví a decir. 


—Y que no entiendes que no te vamos a decir —el hombre acerca a mí y me enfrenta—. Ahora lárgate por donde viniste fuereño. 


—Y si no lo hago ¿qué? —le digo retadoramente. 


—Yo te sacare —lanza un golpe y yo lo esquivo, le doy uno en la mejilla y este choca contra una mesa.
—Te dije que no me iba ir hasta saber dónde vive 

Jack Hyde —el me mira, varios hombres lo ayudan a levantarse, no me dice nada, yo me acerco a la barra y pido un vaso de tequila, el cantinero me lo da. 


—Ve con el padre del pueblo, él te puede decir donde esta —me dice el cantinero— ¿no eres de por aquí verdad? 

 
—Gracias y no, vengo a visitar a mi hermano Jack —el cantinero me mira serio, no pronuncia ni una palabra, pago y salgo, la iglesia no queda muy lejos de donde estoy. Al llegar veo que el padre despide a uno de sus feligreses. 

 
—Gra...gracias padrecito. 


—Anda hijo ven con dios — escucho como le dice, al despedirse, no se percata de que estoy cerca de él, se da la vuelta para entrar a la iglesia pero yo lo detengo. 


—Buenas tardes padre —digo y me acerco a él. 


—Buenas tardes, que se te ofrece hijo. 


—Vengo buscando a Jack Hyde, en el bar pase a preguntar pero nadie me quiso decir nada y me dijo el cantinero que usted me puede dar razones de él.
El padre se puso pálido y me miro de arriba abajo, se da la vuelta. 


—Y...y que se te ofrece de él, lo buscas para algún negocio o ¿algo así? 


—No, yo vengo buscando a Jack porque él me envió una carta. 


—Te envío una ¿carta? 


—Si así es, hace tiempo me la envió —lo miro dudoso, porque tanto misterio. 


—Tu tu eres... 


—Si yo soy su hermano —le extiendo la mano— Christian Grey mucho gusto. 


—El gusto es mío hijo, Jack me hablo mucho de ti y si dijo que ibas a venir, bueno no estaba tan seguro.

 
—Sí, pero ya estoy aquí, vine para verlo porque él me lo pidió para acompañarlo a pedir la mano de su novia. 


—Si su novia... 


—Sí, bueno usted si podrá decirme ¿dónde está mi hermano padre? 


—Lo siento. 


—Que, ¿qué siente? 


El padre me mira serio y camina hacia su oficina —ven tengo que mostrarte algo —caminamos hacia su oficina, al entrar se dirigió a su escritorio, abrió un cajón y de ahí saco una carta —.Ten esto te dejo Jack —,el padre extendió su mano para darme la carta yo la tomo— antes de abrirla tienes que saber algo muy importante porque esto cambiara todo y entenderás el motivo de la carta, hace tiempo Jack estuvo enamorado de una joven mujer que conoció en Estados Unidos y que lo llevo a hacer lo que hoy es, por ella trato de dar lo mejor, pero esa mujer también lo llevo a la perdición. 


— ¿De qué me está hablando? —Lo miro sin entender— ¿Que está en el hospital, es un alcohólico, no está aquí? 


—No Christian algo mucho peor. 


—Déjese de rodeos y dígame ¿qué es? —me empiezo a molestar. 


—Jack, tu hermano está muerto, se suicidó. 


— ¿Que...que dijo, muerto? Mi hermano muerto. 


—Así es Christian. 


—N...no, el no esto debe ser un maldito error, Jack mi hermanito no... 


—No sabes cuánto lo lamento. 


— ¿Usted que sabe? —arrugo la carta que sostengo en mis manos, en ese momento no me importa nada más que mi hermano, mi pequeño hermano. Tomo asiento en la silla que está a mi lado y lágrimas empiezan a correr por mis mejillas. 


—Se lo suficiente Christian. 


— ¿Hace cuánto? Y como se llama, como es o que.

 
—Lo acabamos de enterrar fue hace 3 días, y no sabemos cómo es solo que su nombre empieza con A y sus apellidos Lincoln. 


—Ósea que cuando me llego la carta él ya estaba muerto y nunca la conocieron. 


—Si cuando te llego la carta él ya estaba muerto y nunca no las presento. 


—No porque el, de... déjeme solo por favor —le digo. 


—Está bien, cualquier cosa me hablas estaré afuera —el padre me deja solo y yo miro la cara arrugada que sostengo entre mis manos, la empiezo abrir y la leo. 


Jack


Querido y amado Jack si es que te puedo decir así, no sabes cuánto lo siento al escribir esto y no poder decírtelo de frente pero mejor así me ahorro mi tiempo del que ya he gastado mucho contigo, eres un buen hombre debo de saber reconocer pero no cumples mis deseos los que yo busco, sé que has sacado la empresa por mí pero yo no te puedo amar como tu deseas, yo busco otras aspiraciones no quedarme con un don nadie como tú que aún le falta mucho por recorrer


Eres un pobre que no tenía en que caerse muerto y te devuelvo el anillo que me diste cuando me pediste ser tu esposa, te lo devuelvo porque no me interesa más. Deseo que seas feliz, que encuentres el verdadero amor
.
Te quiere A


—No, maldita —cierro mi puño y la carta con el— juró que te haré pagar por todo el daño que le hiciste a mi hermano, lo juro, Jack Hyde empezará su venganza—. Salgo de la oficia de la iglesia, el padre mi mira y en su mirada veo lastima, pero no la necesito yo lo que quiero es venganza, vengarme de esa maldita mujer que se burló de mi hermano, nadie se burla de él y se queda así de tranquilo, le pido que me lleve a su hacienda, él lo hace. Al llegar todos los empleados me dan sus condolencias yo solo asiento. Pido ir al panteón donde se encuentra descansando, al llegar pido que me dejen solo. 


—Te juro hermano aquí frente a tu tumba vengarme de esa mala mujer, de esa quien jugo contigo, ella se va a arrepentir los días que le queden de vida por el sufrimiento que pasaste. ¡TE LO JURO!


Notas Finais


en wattpad tengo otra historia que se llama dejama amarte, no se si subirla a esta plataforma ¿que opinan?


Gostou da Fanfic? Compartilhe!

Gostou? Deixe seu Comentário!

Muitos usuários deixam de postar por falta de comentários, estimule o trabalho deles, deixando um comentário.

Para comentar e incentivar o autor, Cadastre-se ou Acesse sua Conta.


Carregando...